Conversemos de la Biblia: Fariseos, más que hipócritas.

Fariseos

En los tiempos de Jesús existieron diversos grupos dentro del Judaísmo. Estaban los herodianos, los saduceos, esenios y fariseos. Este último grupo es uno de los más conocidos y en la actualidad han pasado a ser sinónimo de hipócritas. Sin embargo ¿qué cosas pensaban y que los motivaba a tener tales actitudes?

«Porque os digo que si vuestra justicia no supera la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos» (Mateo 5:20 LBLA)

Los fariseos fueron un partido muy influyente dentro del judaísmo en los tiempos de Jesús. Su influencia fue tanto política como religiosa. Luego de la revuelta Macabea, tomaron relevancia debido a que buscaban resguardar al judaísmo de la cultura griega. Siempre se mantuvieron firmes ante la decadencia de los reyes y/o sacerdotes de cada tiempo, luchando para que la fe en YHWH no quedara enterrada en el sincretismo.

Sin embargo, no todos los fariseos eran malos o hipócritas. Generalmente se les conoce así porque algunos de los mayores en grado, sobretodo los dirigentes, tenían tales características.

Consideremos tres situaciones en la que podemos apreciar las luces y sombras de los fariseos en el Nuevo Testamento:

  1. Jesús reconoce las obras de los fariseos al decir. Si su justicia no es mayor a la de los escribas y fariseos, no podrán entrar al reino (cf. Mateo 5:20).
  2. Jesús reconoce las enseñanzas de los fariseos. Así que ustedes deben obedecerlos y hacer todo lo que les digan. Pero no hagan lo que hacen ellos, porque no practican lo que predican (Mateo 23).
  3. Saulo de Tarso, el gran apóstol de la doctrina, fue fariseo. Entonces Pablo, dándose cuenta de que una parte eran saduceos y otra fariseos, alzó la voz en el concilio: Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseos (Hechos 23:6).

Sin duda, sus enseñanzas generalmente estaban bien desglosadas y bien explicadas. Salvo algunas cosas que con su tradición contradecía el mandamiento, ellos entendían bien cada mandamiento. Su problema es que “buscaban” la forma de burlar el espíritu de la Ley y seguir cumpliendo la letra.

Y usted ¿Qué piensa de los fariseos? En este cuarto episodio de “Conversemos de la Biblia” hablamos junto a Jonathan García, Luis Álvarez y Luis Huerta acerca de las luces y sombras de esta secta dentro del judaísmo.

También puede descargar el audio de esta plática y suscribirse a nuestro podcast en Spotify, Google, iTunes o en su plataforma favorita.

Esperamos que disfrute de estas conversaciones.


J.P. Zamora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.