Juliano y el tercer Templo

En nuestro contexto cristiano vemos muchas noticias acerca de una inminente construcción de un tercer Templo en Jerusalén. Para algunos dispensacionalistas este Templo será reconstruido bajo la inspección y bendición de Dios, siendo una señal del retorno del Cristo. Pero la idea de volver a levantar el Templo, luego de su destrucción en el año 70 d.C., no es algo nuevo. Podemos ver ya en el siglo IV que el emperador Juliano intentó reedificarlo.

JULIANO EL APÓSTATA

Tras la muerte de Constantino el Grande en el año 337 d.C., los soldados de Constantinopla asesinaron a sus parientes para evitar que pudieran reclamar el derecho de sucesión al trono, dejando vivos de manera intencional a Constantino II, Constante y Constancio, hijos del emperador; al pequeño Juliano, un sobrino de 6 años y su medio hermano Galo, por si se necesitase en el futuro descendencia que pudiera gobernar.

Juliano el Apóstata
Escultura de Juliano. Museo de Cluny, Paris.

Juliano fue criado por su primo Constancio, del cual recibió una educación Cristiana. Su interés por la filosofía lo llevó a Atenas, donde se inició en las antiguas religiones de misterio y abandonó el cristianismo.

Mientras esto pasaba en la vida de Juliano, su medio hermano ascendía al poder. En el año 351 Galo fue nombrado César y gobernador de la parte Oriental por, el ahora único dueño del Imperio, Constancio. Tras rumores de conspiración para apoderarse del poder, Galo fue arrestado y asesinado por Constancio luego de 3 años en el gobierno. Esto acrecentó el desprecio de Juliano por Constancio y el cristianismo, a quienes culpaba de la muerte de toda su familia.

Con Galo muerto, Constancio no tuvo más opción que poner a Juliano en el poder, dejándolo a cargo de las Galias. Juliano gobernó de gran manera y se hizo muy popular, esto despertó nuevamente la desconfianza en el Emperador. Pero antes de que el conflicto estallara, Constancio muere y Juliano pasa a tomar, en el año 361 d.C., el control de todo el Imperio, volviendo al paganismo y ganando el nombre, entre los cristianos, de Juliano el Apóstata.

JULIANO INTENTA RECONSTRUIR EL TEMPLO

«Pues con todo entusiasmo vuelvo a levantar el templo del más alto Dios»1

Ahora en el poder, Juliano utilizó su autoridad para restaurar el culto pagano, ofreciendo sacrificios a los dioses olvidados y devolviendo las propiedades que habían sido quitadas a los templos. Comprendió que para que la gente volviera a su antigua religión era necesario también atacar al cristianismo. Con este fin se dedicó a ridiculizar a los cristianos (a los que llamaba “galileos”) y a su fe. En su libro “Contra los Galileos”, usaba su conocimiento de las Escrituras y la filosofía, para burlarse de las enseñanzas de Jesús.

Moisés, tras ayunar cuarenta días, recibió la ley, pero Elías, tras ayunar otros tantos, consiguió ver con sus propios ojos a dios . Y Jesús, ¿que obtuvo tras un ayuno semejante?, ¿Y cómo subió Jesús hasta el pináculo del templo cuando estaba en el desierto?”2

En este contexto es que Juliano decidió reconstruir el Templo de Jerusalén, no por tener a los judíos en estima, sino que, según el obispo Teodoreto, con el “propósito de destruir la verdad de la predicción del Salvador”3.

Pero los planes del Emperador no acabaron bien. El historiador no cristiano Amiano, nos cuenta que mientras se realizaban las obras brotó fuego desde los cimientos, impidiendo que se realizaran los trabajos de reedificación 4. Teodoreto, por su parte, describe fuertes vientos que hacían volar los materiales de construcción; nos habla de un temblor violento que asustó a muchos y de un fuego que consumió a algunos obreros e hizo huir a otros. Nos relata que una noche una galería cayó y aplastó a muchos judíos, y que esa misma noche -y las siguientes-, la señal de la cruz apareció en el cielo5. Todo esto provocó que las obras de la reconstrucción se detuvieran definitivamente.

Algunos cristianos de la época interpretaron que estos milagros fueron una advertencia realizada por Dios, para que no se contradijera la profecía dicha por Jesús, sobre que no quedaría piedra sobre piedra, «¿Veis todo esto? En verdad os digo: no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada.» (Mateo 24:2 LBLA).

EL TERCER TEMPLO Y LA BIBLIA

El sistema de interpretación bíblica conocido como dispensacionalismo clásico, sostiene que la Biblia enseña que en el futuro se construirá un tercer Templo. Ven en Daniel 9:27 la existencia de un nuevo Templo en los tiempos finales, debido a que el anticristo “a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda“, se sentará en el nuevo Templo y proclamará ser Dios mismo6. Para este grupo la reconstrucción del Templo ocupa un lugar importantísimo en la escatología cristiana, pues este “jugará un papel central en los acontecimientos del tiempo del fin relacionados con la restauración nacional de Israel durante sus últimos siete años de historia”7.

Domo de la roca
Domo de la Roca

Este nuevo templo sería reconstruido donde estuvieron los templos anteriores: El de Salomón y el de Zorobabel, lo cual llevaría a un conflictopor el supuesto de que tal lugar se encuentra donde actualmente está el Domo de la Roca, ocupado por musulmanes.

Esto ha llevado a que algunos cristianos interpreten que tal reconstrucción es un acto impulsado por Dios, y que muestra la bendición que tiene el pueblo judío a causa de las promesas dadas a Abraham. Estos grupos sostienen que es una actitud cristiana tomar una posición a favor de los judíos en este conflicto, para así acelerar el traspaso del terreno, desde manos musulmanas a manos de los que se encargarían de la reedificación, entendiendo esto como un acto agradable a Dios. Muy distinto a lo que pensaron los cristianos contemporáneos a Juliano.

PALABRAS FINALES

Sin duda alguna, tras leer todo el relato podemos darnos cuenta de la importancia de conocer nuestra historia. Han pasado muchos años desde el inicio de la cristiandad; muchos hombres y mujeres han interpretado las Escrituras de acuerdo a sus diversos contextos, leyendo la biblia con las gafas de su época, con el peso de la historia sobre sus hombros.

Durante el siglo IV, el hecho histórico de la construcción frustrada del Templo por Juliano, fue interpretado por algunos como una obra de la providencia divina, donde Dios intervino milagrosamente para respaldar las palabras de Jesús. Hoy en día, en cambio, otros consideran que la posibilidad de reconstruir el Templo sería una obra impulsada por Dios, para cumplir las expectativas proféticas del Antiguo testamento y señalar que el retorno del Señor está cerca.

Frente a esto debemos reflexionar en nuestra propia interpretación y en cómo entendemos ciertos pasajes de la Escritura: ¿Hasta qué punto nuestra lectura bíblica es afectada por nuestro contexto? ¿Cómo interpretaron nuestros hermanos en el pasado tales pasajes? ¿Es posible que estemos equivocados? ¿Cuáles son nuestras inconsistencias?

– J.P. Zamora

 


Imagen: Hayez, Francesco (1867). La destrucción del Templo de Jerusalén..
  1. – Fragmento de una carta a los judíos sobre la reedificación del templo de Jerusalén por Juliano.
  2. – Juliano, Contra los Galileos. Fragmentos 2 y 3.
  3. – Teodoreto, Historia de la Iglesia, Libro III, capítulo 20
  4. – cf. Amiano Marcelino, Historia, Libro XXIII
  5. – Teodoreto, op. cit.
  6. – cf. Ryrie, Charles C.(1993) Teología Básica. Editorial Unilit, p.207
  7. – Ice y Demy (1997). El templo de los últimos días. Editorial Portavoz, p.21
BIBLIOGRAFÍA:
  • González, Justo L. (1994). Historia del cristianismo, Tomo I. Editorial Unilit.
  • Boer, Harry R. (2001). Historia de la Iglesia primitiva. Editorial Unilit.
  • Ryrie, Charles C. (1993) Teología Básica. Editorial Unilit.
  • Juliano (1982). Contra los galileos, Cartas y fragmentos, Testimonios, Leyes.(P. Jiménez & J. García, Trans.) Editorial Gredos.
  • Amiano Marcelino (1895). Historia del Imperio romano desde el año 350 al 378 de la era cristiana, Tomo I. (F. Norberto Castilla, Trans.) Madrid.
  • Théodoret. Histoire de l'eglise, Tomo III. Recuperado de: http://remacle.org/bloodwolf/eglise/theodoret/eglise3.htm

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.